El uso del algodón orgánico como tejido básico para la elaboración de prendas infantiles resulta altamente beneficioso para la piel de los bebes. Además constituye un acto de responsabilidad social para con el medio ambiente y el comercio justo.

La piel de los bebés puede resultar hasta cinco veces mas fina que la de un adulto, por ello, los pequeños son mucho más susceptibles a los químicos que contienen los productos que no son orgánicos. Para crear una sola camiseta de algodón no orgánico, por ejemplo se necesitan más de 250 gramos de pesticidas y fertilizantes tóxicos, hechos a base de petróleo el cual se queda impregnado en el tejido.

Los expertos aseguran que estos químicos tienen el potencial de causar reacciones alérgicas, asma, e incluso  cáncer; reacciones que cobran mayor importancia, si cabe, en el caso de los bebés. Además, debemos tener en cuenta que la mayoría de los manufactureros de ropa añaden más químicos cuando introducen tintes y colores en el proceso de elaboración, por lo que la situación se agrava.

Por todo ello, en pro de la salud y de un consumo altamente responsable en Tochy and Pochy apostamos por el uso de tejidos sostenibles en todas nuestras prendas y especialmente en moda infantil. El algodón orgánico resulta altamente efectivo y beneficioso en este sentido.

Estas son algunas de las ventajas que presenta el algodón orgánico para la piel del bebé:

Reducción del prurito: La piel del bebé en los primeros meses es muy delicada por lo que está expuesta a irritaciones de diversos tipos. Con la fibra de algodón natural se elimina la irritabilidad de la piel debido a la ausencia de los pesticidas químicos y a los metales pesados. Además, gracias a la suavidad del tejido, hay una posible reducción del picor por el roce, más frecuente en tejidos de baja calidad.

Máxima transpiración de la piel: Gracias a la ausencia de elementos químicos, el tejido biológico garantiza una óptima transpiración de la delicada piel del bebé, manteniendo el calor y el fresco de manera correcta.

Suave y cómodo: Vestir tejidos naturales que no tienen ningún tratamiento químico es un placer para el bebé, ya que son suaves y cómodos.

Para todas las estaciones del año: Por sus propiedades naturales, el algodón biológico se recomienda como el primer tejido en contacto con la piel, tanto en verano como en invierno.

Pero además, en Tochy and Pochy tenemos muy en cuenta que  el algodón orgánico protege nuestro ambiente, la calidad del agua, y la salud de las personas que lo cultivan y trabajan con él.  Así que, cuando compramos algún producto hecho de algodón orgánico, no solo estamos protegiendo a nuestro bebe, sino también, estamos haciendo de nuestro planeta, un mejor lugar donde vivir.